Elegir un vestido para un evento como es el de una boda no suele ser tarea fácil. Es por eso que desde aquí os daremos unos consejos para ser una invitada perfecta.

1. De largo solo para madrinas y damas de honor

Aunque es cierto que en las bodas de noche el rey suele ser el vestido largo de fiesta, al que nosotras amamos, los grandes expertos en protocolo, y estos menesteres, indican que el vestido largo en este tipo de evento está reservado prioritariamente a las madrinas y a las damas de honor.

Es cierto que dependiendo del país o territorio donde estemos las costumbres cambian pero no debemos de perder de vista esta regla no sea que se cree mal ambiente en un día tan importante.

Nosotras os recomendamos vestidos por debajo de la rodilla o un vestido midi. Pero si sois muy fanáticas de los vestidos largos de fiestas siempre podéis preguntar por el protocolo que se aplicará en la boda para estar informadas de que estilo de boda quieren tener los novios.

2. Sobre los colores

El blanco nunca, nunca, nunca… vamos ni nada que se le acerque. Tampoco somos muy partidarias del negro aunque hay gente que si la boda es de noche lo ve correcto, nosotras no apostamos por ello.

La recomendación es un vestido verde de fiesta, un granate, un vestido azul de fiesta, un lila…

Podemos elegir entre un sinfín de colores pero siempre huiremos de los blancos, negros y flúor.

Si nuestra opción son los estampados nuestra recomendación es optar por estampados florales o geométricos. Sabemos que la opción más clásica son los colores lisos pero…

¿Quién ha dicho que nosotras nos tengamos que someter a continuamente a los mismos colores?

Dos últimos consejos muy importantes para nosotras.

Cuidado con las bodas religiosas

En los últimos años se ha popularizado que en las bodas las invitadas acudan con faldas cortas, y en ocasiones hasta con minifalda. Hay que recordar que si la boda es religiosa, sea de la religión que sea, suele estar mal visto acudir al templo con falda corta (por encima de la rodilla) o minifalda.

Recordar también que si llevamos los hombros al descubierto recomendamos llevar un chal o, por qué no, un mantón de manila para tapar cuando estemos en el templo tanto hombros y el escote si es muy significativo.

manton de manila mostaza
Mantón de Manila color mostaza de El Corte Inglés
Comprar

Cuidado con los complementos para la cabeza

Si la boda es de noche los sobreros, pamelas o cualquier utensilio para protegerse del sol sobra de forma absoluta.

Después de estos consejillos solo os deseamos…

¡Qué disfrutéis de la boda!